BLOG

Echa un vistazo a nuestros últimos reportajes de boda, retratos y artículos

Boda en el Balneario de Panticosa de María y Álvaro

Boda en el Balneario de Panticosa de María y Álvaro

¿Que más se puede pedir de una boda en el Balneario de Panticosa? ¡Novios como María y Álvaro!

Es delicioso poder disfrutar del aire puro, los colores del bosque y de las rocas, el agua transparente y limpia, las noches fresquitas que hacen que duermas como un niño… Es algo regenerador para nosotros, fotógrafos de boda que solemos enfrentarnos al duro calor del valle del Ebro.

Todo tiene una chispa especial en el Balneario de Panticosa.

El sol entra con ganas a la hora de la boda e ilumina generosamente la (blanca) capilla de Nuestra Señora del Carmen, que es una fiesta para nuestras cámaras.

¿Has visto como quedan las flores de Boogaloo Vegetal? Creo que hicieron un trabajo extraordinario, preocupándose además al final de la ceremonia de colocar las flores detrás de los grupos de invitados que fotografiábamos. ¿Y el ramo de María? soberbio.

En la habitación de María casi no se cabía. Ella, su hermana y su cuñada, además de la madrina y de su madre dejaban hacer al experto equipo de Rebeca Sanjuan que estuvieron impecables, como siempre.

María se puso un vestido de Otaduy y unos zapatos de Franjul. El velo, que también era de Otaduy iba sobre un tocado de su abuela que le arreglaron en Boogaloo.

Ambas madres llevaron vestidos de Ángel Lecumberri.

Álvaro, por su parte, se vistió en Justo Gimeno y los vestidos de las niñas de arras de La Bubé.

Todo fue una maravilla ese día y a nosotros nos costará olvidarlo… no queremos hacerlo.


Cris y Javi, o el amor y la felicidad cantan y bailan

Cris y Javi se casaron en Santa Engracia y Torre Mirahuerta

Y no fue una boda corriente. No por los lugares – por suerte tengo con frecuencia boda en Santa Engracia y también boda en Torre Mirahuerta – sino por las personas. Los dos son gente excepcional, y eso se notaba mucho. El cariño que reparten se ve correspondido por todos. Y la boda se convierte en una espiral de sentimientos y buenas vibraciones que elevan el tono de todos hasta que estalla en emociones, risas y baile y canciones… Y os aseguro que no estoy exagerando nada.

La prueba esta en las fotos. Creo que se ven las emociones en esas miradas, esos abrazos, ¡esos bailes!… Todo lo que un fotógrafo de boda busca lo teníamos en abundancia. Era una boda con alma y corazón.

Os copio a continuación un par de cosas que Cristina me ha contado sobre ellos dos.

Retrocediendo unos pasos hasta sus comienzos, Cristina me cuenta con ilusión un pedacito de su historia a continuación..

COMIENZOS:

Javi y yo nos conocimos en el verano de 2005 en las fiestas de Biescas, un pueblecito del Pirineo. Pero no fue hasta año y medio más tarde cuando comenzó nuestra relación.

Desde ese día hemos venido celebrando todos nuestros meses-aniversario los días 4 de cada mes, siempre que la distancia de los últimos años nos lo ha permitido… Si hacemos cuentas, llevamos un poquito más de 10 años juntos y podemos decir que cada año sumado al calendario ha sido mejor que el anterior. Ni la distancia de estos últimos 4 años separados por motivos profesionales, ha conseguido quebrar ni una pizquita nuestra ilusión por estar juntos…. 

El resultado: una emocionante pedida entre montañas y una boda única rodeados de toda nuestra gente!!

Por último, queremos incluir un fragmento de las “fenoménicas” palabras que nos dedicó un gran amigo en la boda… Ahí va!

Una vez solo es la vida, y Javi y Cris lo tienen claro:

Si hay que tomar curvas, salvar tempestades, descorchar botellas, poner fin a los dudas. 

Si hay que firmar contratos y perder trenes, cosechar éxitos y cambiar de andenes. 

Si hay que llevar los pasos adonde todas las calles se vuelvan playas si tú las andas. 

Si hay que saltar al vacío, rellenar listas, pedirle a Dj Guz que pinche otra pista.

Si hay que hablar en adverbios, y hacer de cada mes una primera cita.

Si hay que soñar imposibles, reír a raudales, limpiar el pasado, tumbar a la ira y al vértigo, frenar la elección incierta, poner fin a los males.

Si hay que luchar, y hacer el camino en un vis a vis, mejor, amigos, hacerlo juntos. Mejor que todas las canciones acaben en Cris. 

 

Proveedores:

 

Cristina llevaba un precioso vestido y tocado de Cruz Temprado. El vestido se completaba con una cola imperio y un velo.

Los zapatos eran de Love Story

Del pelo y maquillaje se ocupó Eva Pellejero, que con su maestría y entrega habitual atendió a Cris, a su elegante madre y a sus dos fantásticas hermanas.

Las flores, ¡como me gustaron! de María Aliaga. No se ve muchas veces una tan buena decoración floral en una boda en Santa Engracia.

Las alianzas y el anillo de pedida de Joyería Ginés. Los pendientes eran prestados de su madre.

Javi llevaba chaqué, camisa, corbata y gemelos de La Sastrería By Pedro Bernal.

Los zapatos de Yanko.

Y para completar el look, llevaba consigo su regalo de pedida, un fabuloso reloj de la marca Bell & Ross.

 

En definitiva, fue otra maravillosa boda en Santa Engracia (como la de Gabi y Matthias de un año antes!)

 


Valentina y Eduardo bailaron

Valentina y Eduardo bailaron

Boda en el Palacio de Villahermosa

Valentina y Eduardo bailaron muchas veces el día de la boda. Su baile era ensayo, celebración, diversión, coordinación, complicidad, anticipación. A nosotros nos sirvió para tomar algunas de nuestras fotos de boda favoritas de este año, a ellos para expresar toda la felicidad que sentían.

Si me preguntan qué es lo más importante para que una boda sea bonita contestaré que los novios son lo más importante, no que sean guapos, no que vayan a la ultima, sino que sean auténticos y expresivos. Valentina y Eduardo lo fueron, y mucho.

Es verdad que si te casas en una iglesia como la de Nuestra Señora de los Ángeles y luego lo celebras en el Palacio de Villahermosa todo llega a tener un toque especial. Esas emociones, esos momentos que Valentina y Eduardo experimentaron en su boda, cuando suceden en escenarios así, se ven mejor, se realzan.

Valentina

A Valentina la maquilló Noelia Bernal (con la que ya coincidí en la increíble boda de Ana y Carlos, en junio del año pasado) que hizo un gran trabajo, natural y elegante. La peinó Lorena de Alma, en la misma línea que Noelia, un aplauso a las dos.

El vestido de novia era uno hecho a medida en Pronovias Serrano, impecable. Los zapatos eran de Salo Madrid (Regalo de su amiga María, que los llevó muy parecidos en su boda, boda de María y Javier) perfectos, el velo de Carrión, que era prestado y el tocado de la fiesta, de Mimoki.

Valentina llevaba además el anillo de pedida de Monsant, y unos espectaculares pendientes regalo de boda de sus abuelos.

Algo azul era una medida de la Virgen del Pilar con una medallita que llevaba prendida en el forro de su vestido.

Eduardo

Eduardo, además de su espléndida sonrisa,  llevaba un chaqué de Emidio Tucci, unos zapatos de Zampiere, gemelos de Montblanc y un reloj de Tag Heuer.

 

La ceremonia, en la iglesia de Pedrola, estuvo decorada por las flores de Sai, que también preparó el ramo de Valentina.

Los anillos eran de Lanau y las arras de la familia.

El cátering a cargo de Guian, soberbios.

En la fiesta las amigas de Valentina prepararon un “Julio Iglesias” a tamaño natural para el Photocall, era un homenaje a Eduardo, muy fan de Julio.


Teresa y Eduardo se casaron en Pedrola

Teresa y Eduardo se casaron en Pedrola

Teresa y Eduardo se casaron en Pedrola por una razón muy simple, ya lo conocían por haber estado antes invitados en otras bodas y era el lugar que más les gustaba.

La iglesia de Nuestra Señora de los Ángeles esta unida al Palacio de Villahermosa por un pasadizo a través de la parte superior de las casas vecinas. Esa es solo una de las características únicas y exclusivas que lo convierten en uno de los lugares más interesantes para casarse.

Guian Catering gestiona las bodas en el Palacio.

Teresa se arregló en casa con Déjate Peinar . Luego se vistió a su estilo un traje de Estela Garro y unos zapatos de Prada

También se puso unos pendientes de Gold and Roses, una pulsera y un anillo de Tous y las alianzas fueron de Ginés.

Todas las flores corrieron a cargo de Nacho Bergara.

Eduardo se vistió en Pedro Bernal

La música del baile estuvo a cargo del DJ de Guian, Raúl. A mitad del baile contaron con el increíble violín de Pablo Navarro

 


María y Javi se fueron a Kuala Lumpur

 

Bodas con estilo: María y Javi se fueron a Kuala Lumpur

Una boda con estilo. María y Javi son extraordinarios. Donde viven, como hacen las cosas, pero también su personalidad, su talante, su cercanía y cariño son extraordinarios. Y por supuesto su boda lo fue.

Se casaron en la bonita iglesia de Santa Isabel de Portugal (San Cayetano) Os dejo la narración de María desde la otra punta del mundo, ¡muchas gracias!

Hola Manolo,

Javi y yo empezamos a ser “nosotros”, en plural, un mes de septiembre de hace algo más de 4 años pero creemos que la mejor forma de resumir nuestra historia es recordar las palabras que leyó Javi el día de la boda al inicio de la ceremonia:

Cuando menos te lo esperas, aparece. Y si lo acompañas de un andén en una estación de tren, de una ciudad llena de rincones mágicos y de un abrazo malinterpretado que acaba en beso, no queda otra opción que agarrarse fuerte de la mano, rendirse a la evidencia y disfrutar de cada segundo de la historia.Desde entonces estamos disfrutando de cada segundo, compartiendo el día a día y viviendo miles de experiencias. La última de ellas nos ha traído hasta Kuala Lumpur para vivir una experiencia apasionante, que nos va a permitir conocer mundo y nos va a poner por delante muchos desafíos que nos harán más fuertes para volver a Zaragoza siendo mucho más “nosotros”.”

Así me cuenta María como se conocieron, pero también me habla de sus proveedores.

María:

– El vestido:

La idea original era aprovechar el vestido de novia de mi abuela materna. Ella aprovechó la falda de su vestido para hacerse un vestido largo y conservó la parte de arriba, que es la que guardaba mi madre. Sobre esa parte de arriba, mi mejor amiga, Valentina, diseñó el primer boceto de mi vestido. Con ese boceto visité varios talleres y vimos que era casi imposible aprovecharlo tal cual.

Fue en Cruz Temprado donde me dieron la idea de hacer un vestido nuevo en crêpe de seda pero aprovechando la tela del vestido original de mi abuela para algunos detalles. Así fue como a partir del diseño de Valen supieron captar perfectamente lo que quería, y el vestido de mi abuela se incorporó en el detalle de la espalda y los puños. El trabajo que hicieron fue exquisito, crearon un vestido totalmente a mi medida, con una caída perfecta dandole mucha fluidez, sencillo pero con muchos detalles, incluso los botones de los puños iban forrados con el vestido de mi abuela. Javi dice que el vestido es ‘muy yo’ y creo que es lo mejor que te pueden decir. Personalmente, no puedo estar más contentas con ellas, fue un flechazo desde el primer momento, durante todo el proceso fueron muy cercanas, creativas y profesionales. Repetiría con ellas sin duda.

– El velo y la enagua:

También son de Cruz y como detalle inesperado cosieron un pequeño lazo azul en la enagua.

– El lazo gris:

La idea del lazo de terciopelo gris fue de mi madre tras haber elegido los zapatos en ese material y color. Le estuvimos dando varias vueltas sobre dónde debería ir el lazo y en la última prueba del vestido decidimos que detrás justo donde terminaba la apertura de la espalda.

– Los broches del vestido:

La idea de ponerme varios broches en la parte superior del vestido también fue de mi madre, que tiene un estilo innato. Los tres son joyas heredadas de mi familia materna: i) el de la piedra rosa es estilo art-decó y pertenecía a mi tía bisabuela; ii) el otro grande es también art-decó y era de mi bisabuela; iii)el alargado era de mi abuela. Me hizo especial ilusión llevar estos broches antiguos por la historia familiar que tienen.

– Joyas:

Como joyas llevé únicamente unos pendientes de brillantes de mi abuela materna que mis padres me regalaron el día de la petición, la alianza de brillantes de pedida y la alianza de la boda. Las dos alianzas son de la joyería ‘De Santo’. Para la alianza de pedida Javi contó con la ayuda de Valentina en la elección y las alianzas de la boda cada una lleva grabada el nombre del otro y la fecha de la boda.

– Los tocados.

El primero es la coronita con piedras azules de Cruz Temprado. Como iba a ir velada tenía que ser un tocado que lo soportara bien y a principios de septiembre lo ví en el taller de Cruz. Era perfecto. A mediados de septiembre tuve la boda de nuestra amiga Rocío y llevaba el mismo tocado, cuando le dije que lo pensaba llevar yo, me lo dejó. Así ya tuve algo prestado ese día, fue un detallazo y me encantó poder llevarlo.
Para el baile quería algo más informal. Me encantan los tocados y siempre suelo llevar flores en ellos así que pensamos que una semi-diadema de flores sería perfecto para el recogido que llevaba. Este tocado fue todo obra de mi madre que es una experta haciendo tocados, prácticamente todos los tocados que he llevado a bodas son obra suya y en la mía tenía que llevar uno suyo.

– Los zapatos.

Los primeros que llevé hasta el primer baile son de ‘Salo Madrid’, se trata del “Modelo Salo”, unos stilettos en terciopelo gris con un lazo detrás. Desde el principio tenía claro que quería unos zapatos que luego pudiera volver a ponerme y que tuvieran color para animar el vestido. Fuimos a Madrid a ver distintos talleres y desde el primer momento tuvimos muy buen feeling con Salomé, la dueña. Nos aconsejó ese modelo, que se ajustaba a lo que buscaba, y al ser la boda a finales de octubre opté por un color más de invierno, el gris. El resultado fue ideal además de haber resultado comodísimos teniendo en cuenta los 9 cm de tacón que llevaban. El segundo par fueron unas alpargatas de ‘Castañer’ en gris también con el lazo blanco, muy cómodas y que ahora en Kuala Lumpur estoy llevando muchísimo.

– El maquillaje y la peluquería.

Fue obra de Rebeca San Juan y su equipo. Hicieron un peinado totalmente acorde conmigo y con lo que quería para que soportara bien el velo, que era un aspecto esencial. La realidad es que además de ser un encanto no tuvimos que retocar el peinado en ningún momento. Del maquillaje sólo puedo decir lo mismo. Fue un maquillaje muy natural, como suelo ir habitualmente, pero al mismo tiempo elegante y muy duradero. Mis amigas dijeron, al igual que con el vestido, que era ‘totalmente mi estilo’ y para mí era muy importante que fuera así.

Javi:
– El chaqué y la camisa.

El chaqué modelo “clásico” era de La Trajería y la camisa azul de la marca ‘Caravagio Club’ también es de la misma tienda.

– La corbata

La corbata en tonos fresas es de la marca ‘Olimpo’. En principio la corbata iba a ser diferente pero tres o cuatro días antes de la boda, Javi vio la corbata de su padre y decidió que le gustaba más que la suya. Y ya sabes, al novio no se le puede decir que no.

– Zapatos.

Los zapatos de cordones negros son de la marca ‘Lotusse’.

– Gemelos.

Los gemelos son de la Joyería Suarez regalo de mis padres el día de la petición de mano, igual que el reloj que llevó que es de Viceroy.

– Pañuelo.

El pañuelo, de Silbon, fue un regalo mío sorpresa que le dí el día que volvió de Kuala Lumpur, justo una semana antes de la boda.

– Regalo especial.

El día de la boda le regale otra cosa. Un año antes me había regalado un libro-album de Mr. Wonderful para que lo fuéramos completando pero no lo habíamos hecho. Así que lo que hice fue que desde que a principios de septiembre volvió a Kuala Lumpur hasta la semana de antes de la boda fui completándolo con fotos y recueros nuestros y cada día le escribía algo como un pequeño diario de lo que él no podía vivir al estar tan lejos. El último escrito es del día de antes de la boda. Lo envolví y lo llevé a la recepción del hotel para que se lo entregaran el día de la boda a primera hora. Sé que se emocionó con ese pequeño detalle.

Comunes:
– Invitaciones.

El diseño de las invitaciones nos lo hizo el mejor amigo de Javi. Alberto Ladrón, que es diseñador ( monographics.es; @monographics) y a partir de ahí creamos el diseños de las minutas, los meseros y el sitting plan para que todo tuviera coherencia. Se involucró 100% con nosotros. Las invitaciones las encargamos en ‘Papel.es

– Decoración.

El montaje del sitting plan, del candy bar y del espacio de los cubretacones (‘llellé‘) y del guardatocados fue obra de Lorena Arranz de ‘One and Only day‘. Durante meses había estado recopilando ideas de decoración y con Lorena tuvimos varias reuniones en las que le fui explicando qué quería y cómo lo quería. Le mandé montones de fotos e íbamos intercambiando ideas. El resultado nos encantó a todos y supo crear los ambientes tal cómo los queríamos.

El poste con las flechas de los distintos países y con el sky line de Kuala Lumpur fue obra de un amigo del padre de Javi. Son el resultado del guiño que queríamos hacer tanto a la gente que venía de todas las partes a nuestra boda como de nuestra nueva etapa en Kuala Lumpur.

– Detalles para invitados.

Como detalles queríamos dar algo que realmente significara algo y que contribuyera a una obra social. El regalo azul de Unicef era justo lo que buscábamos y elegimos entre las diferentes opciones el kit de supervivencia (con medicinas y alimentos) y las pastillas potabilizadoras de agua. Así, cada invitado recibió una tarjeta con el regalo con el que había contribuido.

Dimos a 7 parejas (3 que ya tenían fecha de boda y 4 posibles) un retrato original y divertido suyo enmarcado. El retrato lo hizo Guillermo García (@pintordevista en Instagram), un amigo de mi hermano César y a los obsequiados les encantó.

El resto de dibujos (5) que dimos los hizo Blanca Gomara, novia de uno de mis primos, que a partir de enseñarle una foto, la recreó a modo de caricatura y la pintó con acuarelas. Fue un trabajo totalmente manual y costoso pero el resultado fue espectacular.

– Flores:

Los ramos y los arreglos florales son de ‘El rincón de las flores‘. Mi ramo de novia fue creado a partir de una foto de un ramo silvestre que había visto en IG. Hicimos 6 réplicas en pequeño, 2 se las llevé a mis abuelos el día de antes, otra a una hermana de mi abuela que por motivos de salud no pudo ir a la boda y los otros 3 los repartí a mis íntimas amigas Ana Pilar y Valentina y a mi prima Ana. Como recuerdo me quedé el mío que lo secamos bien y ahora está en nuestro salón de Kuala Lumpur.

-Vídeo:

Vídeo: otra de las cosas que teníamos clara era que, además de las fotos, queríamos tener un vídeo de nuestra boda y para ello elegimos a ‘Bodas de cine‘, que los conocíamos de otras bodas y a los dos nos gustaba mucho su trabajo.

– Finca, menú y música:

La Alquería del grupo la bastilla. Habíamos estado en otras bodas suyas por lo que conocíamos su profesionalidad y experiencia. Además fueron muy cercanos y nos dieron total libertad a la hora de personalizar la boda. Elegirlos fue una apuesta segura y todo salió a la perfección. Como detalle, en la recena ofrecimos una torta de longaniza de la carnicería ‘Hermanos Casabona‘ (típica de Fuentes de Ebro de donde es Javi) que triunfó entre los invitados.

 

María


Bea y Jorge, destino o casualidad, San Cayetano y Santa Ana

Bea y Jorge, destino o casualidad, San Cayetano y Santa Ana

Transcribo lo que Bea me ha escrito…

 

Los dos creemos que existe la persona, ese alguien que te hace latir con más fuerza. La que se muda contigo de estado de ánimo. Esa persona existe, es, respira, sueña, te querrá y te quiere bonito.

Nuestra historia comienza así:

Cuenta la leyenda que el verano de 2005 daría comienzo a una de las historias más bonitas de amor verdadero. Ese amor que hace camino al volar.

Jorge dice:

“La primera vez que la vi, pensé que tenía los hoyuelos más bonitos que había visto jamás y por eso ahora siempre intento hacerla reír. Todo el mundo le decía que tenía una sonrisa preciosa y no se equivocaban. Creo que es la sonrisa más sincera y que aún teniendo imperfecciones… ¡es la más perfecta!”

“Después de once años, admiro su dulzura y delicadeza”. Es una mujer de altos vuelos, que extiende sus alas y abraza con sentimiento. Soñadora y maestra de ilusiones, que adora el algodón de azúcar y los tonos empolvados. La música en acústico y los susurros le ponen los pelos de punta, deja olor a amor por donde pasa y se deja querer fácilmente. Tiene unos ojos grandes que iluminan las noches oscuras y que quitan el sueño a cualquiera. Ella tiene un alma melliza y varias luces gemelas en su camino.

Bea dice de Jorge que es puro sentimiento y sigue pensando que fue suerte encontrarle.

“Creo que es una persona que suma y que todo lo que hemos pasado, lo bueno, lo malo y lo regular es esa suma que nos convierte en lo que somos ahora. Creo que para mantener la suerte de tu vida, se necesita talento para hacerlo bien, rectificar y construirse. Por eso digo que lo que nosotros hemos construido es una suma de suerte, oportunidad y talento”

Un día ambos decidieron hacer realidad un sueño. Ese que no estaba planeado y de repente llegó. Ella no tenía planeado encontrarle, y de repente Él. Él no tenía pensado encontrarla, y de repente Ella.

Muy emocionados llegaron ante esa imponente fachada, la de la Iglesia de Santa Isabel de Portugal. El príncipe miró a su princesa, ella contestó con un suspiro.

“Es difícil describir todas las emociones que vivimos, todas las sensaciones que llegaban a nuestros poros. Difícil reproducir un día lleno de veinticuatro horas de buenos momentos. Increíble pero cierto. Un sueño que entre todos conseguimos que fuera nuestra preciosa casualidad.

Hoy podemos decir, que somos así, en parte, gracias al otro y a muchas sumas y restas que se han escrito y borrado de nuestras vidas”.

Destino o Casualidad.

Los proveedores:

El vestido, diseñado y realizado por la maravillosa Estela Garro de Tacatuca Zaragoza. El velo, el tocado y el cinturón joya también eran de Estela. Los zapatos eran de Lodi. Todo regalo de sus abuelas. Estela también estuvo hasta el final de la boda!

Bea se peinó y maquilló en casa con el trabajo de la espléndida Manuela de Cebado Zaragoza, que luego acompañó a Bea en todo momento hasta el primer baile donde le hizo un pequeño cambio de look.Del ramo, las flores de la iglesia y las de la finca se encargó Nacho Bergara que hizo un espléndido trabajo.

Los pendientes eran de Sanci, los anillos de compromiso y alianzas de la Joyería Javier Antón y las arras de una tía de Jorge, de herencia familiar.

Jorge iba íntegramente equipado por Protocolo, su chaqué, camisa, corbata y los zapatos eran todos de la misma tienda.

 

La ceremonia se desarrolló en la preciosa iglesia de Santa Isabel y el aperitivo y la comida en la Finca Santa Ana, gestionada por Maher.