Sonia y Marcos desde siempre

Sonia y Marcos desde siempre

 

Recuerdo que Sonia y Marcos vinieron un día al estudio. Sonia quería que nos conociéramos y que su novio viera algo de nuestro trabajo. Ella había estado antes y, aunque estaba convencida y quería contratarnos, no lo quería hacer sin que él estuviera de acuerdo.

Les puse el resumen de una de las bodas del blog, esa presentación con música, al mirarles de reojo vi como Sonia se emocionaba, que con una sonrisa me dijo “es que soy muy sensible”

Supe que su boda me iba a gustar.

Así comenzó todo:

Marcos y yo nos conocemos desde pequeños. Somos vecinos desde los 8 años ¡aunque no fuimos novios desde el principio!. Con el tiempo comenzó una gran amistad, que acabó en una bonita relación, que ya suma 9 años.

Yo estudiaba en Huesca y Marcos se escapaba para verme. Más tarde, él se fue a Madrid a estudiar un máster y empezó a trabajar. Los fines de semana se convirtieron en el momento más deseado, aunque el domingo era el día más triste. Tres años después di el paso y me mudé a Madrid. Allí comenzó nuestra convivencia y la parte más especial de nuestra historia, en la que compartimos todas nuestras horas juntos. Crecimos, aprendimos, reímos, disfrutamos y viajamos entre otros destinos a Nueva York, la ciudad donde los sueños se cumplen.

Un año después ya en Zaragoza, nos dimos el sí quiero en San Cayetano y celebramos el banquete en la finca la Alquería. El resto de la historia está por escribir.

“Prometo ser tu apoyo, la razón por la que sonreír cada día,

Llenar tu vida de amor, cariño y felicidad.

Prometo cuidar de ti, iluminar tu sonrisa y hacerte feliz

Todos los días de mi vida “

Proveedores:

Marcos se hizo el traje completo, chaqué, chaleco, corbata, zapatos y gemelos en D´etiqueta. Siempre ha sido muy práctico.

El reloj es de Gant, fue un regalo de los padres de Sonia.

El prendido, de la Floristería Luna d´Herreiz

 

Sonia llevaba un precioso vestido y velo de Beba´s Closet, sencillo, pero a la vez muy romántico.

Aprovechando los viajes a Madrid para hacer las pruebas del vestido, encontró sus zapatos, “fueron amor a primera vista” desde el principio tuvo claro la forma y el color, son de Salo Madrid.

Llevaba unos pendientes de perlas blancas en forma de lagrima, de Luxenter.

El anillo de pedida es de Aristocrazy y las alianzas de boda las hicieron en joyería Bernard, ambas grabadas con sus nombres y la fecha de la boda.

En cuanto a los tocados, uno más sencillo y de tonos blancos que fue el que se puso en el momento de la Iglesia, hecho con paniculata y hortensia preservada, a juego con las diademas que llevaron las damitas de honor y las gomas para la trenza de su hermana, de la Floreria. En el momento del banquete ya en la finca, se cambió al segundo tocado, hecho con flores de porcelana más colorido, es de Tocados Lorbichi.

Del recogido y el maquillaje se encargó la Peluquería Atrezzo

El ramo, un bouquet silvestre y desenfadado, en el que predominaba el verde del eucalipto y el rosa de las proteas, es de la floristería Luna d´Herreiz.

Y, por último, Viveros Aznar fueron quienes decoraron la Iglesia de San Cayetano.

 

Esta boda tuvo lugar en la misma iglesia y finca que una de mis favoritas, la preciosa boda de María y Javi

Este archivo de vídeo es un resumen más amplio de la boda