Una pre boda tranquila

Una pre boda especial.

Elena y Quino me inspiraron una tranquila seguridad, la sensación de que nada en el mundo perturbará su destino.

Una tarde de primavera, una puesta de sol, un tranquilo paseo por el parque y unas cuantas fotos que necesitaban poco más que algo de relajada conversación.

Elena y Quino no son gente complicada, tienen un trato directo, claro. Saben bien lo que quieren y tienen claro que el camino que han decidido andar les llevará a su destino. Tienen esa tranquila seguridad.

Momentos de risas, de concentración, de complicidad, todo eso y más regalaron a mi cámara, con ese estilo natural. ¡Que gustazo hacer aquellas fotos!

Espero con muchas ganas que llegue vuestra boda, hasta pronto.