¿Cuál es el mejor momento de la boda?

El día de la boda hay infinidad de buenos momentos, como los que se producen en casa en la preparación, justo en los momentos previos, o en el clímax de la ceremonia: El encuentro con nuestra pareja, la puesta de los anillos, el “primer” beso, los aplausos, las intervenciones de amigos y familiares… nombrarlos todos sería demasiado, porque realmente hay muchos. Más de los que pensamos. Y también sería difícil decidir cual es el mejor momento.

Porque en la boda hay también muchos protagonistas – no solo los novios, los más importantes, sin duda – ¿cual es el mejor momento para los padres de los novios? ¿cual para los amigos íntimos? ¿y para los invitados?, seguro que pensamos en los momentos emotivos, pero también en otros que lo son menos. Por ejemplo, hay gente que pone toda su intensidad en lanzar el arroz o los pétalos o en gritar bien fuerte en el momento adecuado, ese es su mejor momento.

Si preguntamos a la familia de los novios, quizás nos digan que los mejores momentos son los de la reunión familiar que de otro modo no se produciría, o simplemente cuando la boda acaba y con ella todo el estrés del día.

¿Y los amigos? quizás algunos se encuadren en el grupo de los profesionales del arroz, en realidad muchos disfrutan también de los momentos emotivos, el desfile de los novios en el pasillo, recordar momentos pasados o personas ausentes. ¡Aunque algunos parece que solo esperan el momento de la barra libre!

¿Y para el fotógrafo? ¿Cual es el mejor momento para el fotógrafo? Bueno, no tengo información sobre lo que más le gusta otros, pero en mi caso los momentos emotivos son los que cuentan, mi implicación con los novios es tal que siento con ellos, al mismo tiempo que ellos, lo que esta pasando. Y sus caras y reacciones al ver las fotos de la boda siempre me hacen pensar que he acertado eligiendo esta profesión.