Boda en Segovia

¡Que maravilla cuando Carol y Jorge me dijeron que querían que hiciéramos las fotos de su boda!

Ya hacía tiempo que no iba a Segovia, que no disfrutaba esa maravilla de ciudad, que no comía ese cochinillo… ¡Que oportunidad!

La boda fue en la Parroquia de San Millan, maravilla románica, visitamos el no menos maravilloso Monasterio de Santa María del Parral y las calles del barrio judío para fotos de pareja. Y la celebración fue en el Restaurante el Pórtico Real, en el Hotel Cándido… ¿podía ser más segoviana la boda?

Y como no podía ser de otro modo el invierno de Segovia se invitó a la boda. Aunque el día anterior hubo lluvia torrencial, el sol quiso acompañar a Carol cuando entraba en la iglesia, y también estuvo presente en la salida del nuevo matrimonio, tirando arroz de colores y serpentinas.

Con un último estertor, el sol iluminó una escena de película en el Monasterio del Parral, pero ahí se acabó todo. En las calles de la judería nos sorprendió una rápida granizada, que a destiempo llenaba nuestro pelo y nuestra ropa de un arroz blanco que enseguida se derretía. ¡El momento arroz había pasado ya! protestamos, pero más nubes amenazadoras nos hicieron ver que era mejor retirarse a la seguridad del Hotel Cándido.

¿Que el invierno desluce una boda? ¡no! ¡en absoluto! juzgarlo por las imágenes del reportaje. Y es que por mucho frío que haya en el ambiente, la luz y el calor de una pareja como esa, puede con el invierno más glacial.

Carol y Jorge, gracias y hasta siempre,

 

En el siguiente vídeo tenéis una historia más completa de la boda, incluyendo el photocall final, la contraseña es carolyjorge.