Gabi y Matthias, Aragón y Baviera, Santa Engracia y Sansui

Gabi y Matthias viven en Munich, y aunque ella es también Zaragozana, son bávaros hasta la médula. Quizás por eso, entre otras cosas, decidieron casarse el primer día de la Oktoberfest. Por eso, los invitados a la boda pudieron degustar la maravillosa Lagerbier Hell, de Augustiner Bräu, la cervecería en servicio más antigua de Munich. Y por eso también, había montones de detalles que recordaban a Munich o a Baviera incluidos los maravillosos bretzel salados. Y desde luego ¡muchos de los invitados eran de Munich!

Le pedí a Gabi que me contara algo sobre ellos y esto es lo que me escribió:

“Matthias y yo nos conocimos en Noviembre de 2012 en Munich en una noche de fiesta cerca de Marienplatz y desde ese momento empezamos a quedar. Yo llevaba poco tiempo en Alemania y quería aprender alemán, y habiendo encontrado a un alemán tan atractivo no podía desaprovechar la ocasión.

Un año después yo tenía que decidir si quedarme en Alemania o volverme a España (el alemán ya lo tenía casi dominado con tanta motivación) y el amor hizo que me decantase por intentar buscar un futuro junto a Matthias allí. El fue un gran apoyo en esos duros momentos en que llegas a un país totalmente diferente y me ayudo mucho a integrarme en su cultura.

Nos fuimos a vivir juntos y en las navidades de 2014 nos prometimos. Había sido amor a primera vista y supimos que querríamos estar juntos para siempre. Y que mejor forma que celebrarlo con toda la gente que queremos.”

Me quería haber basado en lo que me contara para escribir algo, pero cualquier cambio lo habría estropeado, gracias Gabi.

Gabriela se peinó y maquilló en casa con la fantástica Eva Pellejero. Me maravilla encontrarla siempre comprometida a tope en la preparación de sus novias. Después se enfundó en un vestido de la marca Pronovias, la misma que el velo, los pendientes y la peineta. Sus zapatos eran de Ángel Alarcón.

Gabi preparó unos brazaletes de flores preservadas para las mujeres de la familia. Tanto los brazaletes como todas las demás flores eran de Nacho Bergara, como siempre de lo mejor.

Las alianzas eran de Duoo, regalo de los hermanos de Gabi, y las arras eran unas monedas de duro, de la boda de sus padres.

Los pai pais y toda la papelería de la boda era de Litocian.

Matthias se compró todo su equipo; traje, camisa, pajarita, zapatos en César. No hace falta complicar las cosas cuando vives a 1.700 kilómetros.

Y por supuesto, en el fin de fiesta con Photocall incluido no podía faltar un bretzel gigante.

La boda se realizó en la maravillosa parroquia de Santa Engracia y la celebración en la Finca Sansui.

Contraseña del vídeo; gabiymatthias2016